Tour Rusia en la Ciudad de México

Uno de los mayores encantos de una megalópolis, como lo es la Ciudad de México, es la diversidad. Gracias a ello, contamos con infinitas propuestas creativas por parte de personas de distintos orígenes, quienes a través de su cultura, nos comparten un poco de cada rincón del mundo en nuestra ciudad.
Rusia, el país más grande del mundo, no es la excepción. Nuestros países han forjado lazos en esferas que nos hermanan de una manera más profunda: a través de sus colores, sus sabores, sus sonidos y nuestros paralelismos históricos.

El Tour Rusia en la Ciudad de México es un acercamiento a este universo conjunto, a partir de la iniciativa de jóvenes rusos, quienes se han enfrentado a un país nuevo, a un idioma y a un escenario totalmente distinto y han emprendido iniciativas exitosas para el disfrute de los sentidos.

El propósito de este Tour es compartir  un pedacito de Rusia, a través de un recorrido por sitios que brindarán a los visitantes experiencias de la Rusia real.

El viaje comienza frente al busto del gran escritor Alexandr Pushkin, en la colonia Roma, donde, posterior a una introducción y un poco de literatura, partiremos a uno de los sitios icónicos del tradicional barrio de Santa María la Rivera.

 

Un referente de la cocina rusa en la Ciudad de México por excelencia es el Kolobok, fundado por la familia Leonov, donde platicaremos sobre los rituales del té y desayunaremos al estilo campestre en una atmósfera festiva.

Si quieres conocer más sobre este restaurante–> Kolobok

Posterior a ello, emprenderemos el camino hacia un sitio histórico: el museo de Trotsky. Durante el traslado, podremos conocer la historia del político y su paso por México, donde se volvió muy cercano a los intelectuales mexicanos de la época del muralismo.

 

Diego Rivera y Frida Kahlo fueron muy cercanos a él. Visitaremos el interior de la casa donde vivió Trotsky hasta el final de sus días, donde aún se conservan algunos efectos personales y espacios de trabajo.

Enseguida, nos refrescaremos con la fusión de sabores rusos y mexicanos en Heladinsky, proyecto de Katerina Nikolaeva, quien nos platicará un poco sobre el helado ruso, la armonía entre ingredientes tan diversos, y aprovecharemos el espacio para realizar una muñeca rusa con nuestras propias manos.

Aquí la historia de la heladería –> Heladinsky

 

Finalmente, aprenderemos sobre las costumbres soviéticas y la vida cotidiana en Rusia gracias a nuestras anfitrionas del restaurante Sovet&Co. Este sitio te remonta décadas atrás, con su paleta de colores, decoración e imágenes en los muros. La comida también nos habla de diferentes épocas, por lo que podremos sentir un poco de aquella nostalgia de la que aún se llega a escuchar.

 

En este ambiente, y después de transitar por puntos tan significativos en la historia de ambas naciones, será momento de hacer preguntas y practicar las palabras rusas que, seguramente, ya habremos aprendido y practicado.

 

Si quieres vivir esta gran experiencia, aquí puedes comprar tus boletos:
 https://tourrusiaenlacdmx.boletia.com/